Pelo seco en el embarazo: mascarillas naturales

Cuando me quedé embarazada una de las cosas que me daba más alegría en cuanto a cambios en el cuerpo era el pelo. Había leído que con el cambio hormonal normalmente se pone brillante y suave y bonito y maravillosísimo y bla, bla, bla… ¿Adivináis qué le ha pasado al mío? ¡Está más seco todavía!
Todo la fortaleza, el brillo y el aspecto sano se lo han llevado mis uñas, están más blancas y largas que nunca y sin esfuerzo.
Así que me he puesto manos a la obra y me estoy haciendo una serie de mascarillas naturales que he ido recopilando entre amigas, revistas y otras embarazadas a las que les funcionan a las mil maravillas. En mi caso necesito una a la semana para que se me vea el pelo minimamente saludable pero desgraciadamente he tenido que prescindir muy a mi pesar de un palmo (literal) de melena.
Os dejo con las 3 que mejor funcionan así que espero que os sirvan, vamos allá.
Mi preferida:
mascarilla natural de aguacate para pelo secoMezclar en el vaso de la batidora medio aguacate bien madurito, dos cucharadas de aceite de oliva y una yema de huevo. Hay que tener el pelo húmedo para que haya mejores resultados, dejar actuar media hora y después lavar habitualmente.
Esta es un poco pringue pero funciona muy bien:
mascarilla natural de mayonesa para pelo secoEn un bol se bate un huevo entero, añadir una cucharada pequeña de aceite de oliva y dos de mayonesa. Con el pelo seco extender y dejar actuar 20-25 minutos (depende de lo seco que esté el pelo), lavar como siempre.
La última que me han recomendado y la que más repito:
mascarilla natural con aceite de coco para pelo seco

En un bol mezclamos una cucharada sopera de aceite de coco con una de yogur natural. Hay que ponérsela después de haber lavado el pelo cuando sigue húmedo y dejarla 20 minutos. Se aclara muy muy bien alternando agua caliente para eliminar mejor el aceite de coco y tibia.

(A mi me da un poco de asquete pensar que he llevado aceite en el pelo y no lo he lavado así que la hago los fines de semana por la tarde y al día siguiente me lavo el pelo y sigue igual de suave)
Espero que os ayuden y si tenéis alguna más que os haya funcionado la podéis compartir en los comentarios 🙂

Novedades Zara Home Kids

SÁBADO 18 ZARA HOME DAY: 20% DESCUENTO TODAS LAS COLECCIONES (en tienda física y online)

Me encanta Zara Home, si mi tarjeta lo permitiera toda mi casa sería completamente suya. Y cuando digo toda, es TODA. 

Una de las cosas A.D.E. (antes del embarazo) es que nunca me había llamado la atención entrar en la sección de niños de ninguna firma porque vamos a ver, ¿a quién le interesa cuando no te pasa por la mente tener hijos?
Ahora todo ha cambiado claro está, me imagino que el gen de futura mamá ya está completamente desarrollado en mi porque ya no sé que es navegar horas y horas buscando las últimas novedades en bolsos y zapatos. Hasta me he dado de baja en el newsletter de muchas tiendas, ¡no me molestéis más, no me importan vuestros trapitos! (Nota para mis amigas: sí, soy yo. No llaméis a la policía, no me han raptado)
Así que hoy os traigo dos novedades
que han ido introduciendo el último mes y que me han dejado totalmente in love. Una está llena de elefantitos y la otra de brujitas, desde sábanas bajeras hasta vajillas de cocina, muy divertidas. Mamis que leáis esto ¿soléis comprar cosas así para vuestros peques?
babero plastificado grande zara home kids elefantitosbabero grande plastificado zara home kids brujitas
babero pequeño zara home kids elefantitosbabero pequeño zara home kids brujitas
delantal zara home kids elefantitosdelantal zara home kids brujitas

nevera zara home kids elefantitosnevera zara home kids brujitas

colgador portapañales cuna zara home kids elefantitosbolsa para merienda zara home kids elefantitos

vajilla zara home kids elefantitosvajilla zara home kids brujitas

sábana bajera cuna zara home kids elefantitossábana bajera zara home kids brujitas

Los precios son:
Sábana bajera cuna 9.99€
Vajilla cocina 1.99 – 5.99€
Babero grande plastificado 9.99€
Babero plastificado 5.99€
Nevera portátil 15.99€
Bolsa de merienda 15.99€
Organizador cuna 19.99€

——————————————————————–
 AVISO: las fotografías de este post están sacadas de la web de Zara Home,si desea que sean eliminadas solo debe enviarme un e-mail y las retiraré enseguida. Gracias.

Rutina diaria antiestrías

Una de las cosas que más he preguntado a mis conocidas y que más información me ha hecho buscar en internet ha sido encontrar la crema anti-estrías perfecta. Pues bien, no lo he hecho. 
Cada persona consultada me decía una marca distinta o me recomendaba mejor un buen aceite, crema Nivea de toda la vida e incluso aceite de oliva. Mi matrona me dio muestras de varias marcas y no me acababan de convencer, la que no era muy pastosa era muy ligera y tardaba siglos en penetrar en la piel. Me daba la sensación de que no hacían nada más que pringarme.
Así que me fui a la farmacia y la dependienta, que también está embarazada, me recomendó primero un gel de centella asiática de laboratorios Interapothek y segundo la crema anti-estrías de Suavinex por ser muy fluida y llevar aceite de rosa mosqueta y más centella asiática. Aquí van las fotos:

gel de baño centella asiática laboratorios interapothekcrema anti-estrías suavinex 400ml

El gel de centella asiática tiene propiedades reafirmantes e hidratantes, me lo aplico con una esponja porque no es muy jabonoso y con las manos masajeando se pierde la mitad. 
La crema anti-estrías de Suavinex es muy muy fluida y es una delicia aplicársela, no es para nada pringosa y se absorbe rápidamente ¡y no deja restos en la ropa! El pump aplicador va muy bien para coger la cantidad justa sin pasarte y te ahorras desperdiciar producto.
Como me sabía a poco usar las dos cosas solas decidí añadir el aceite de Johnson’s baby aloe vera en la ducha para conseguir más hidratación y gracias a usar los tres cosméticos juntos he encontrado la ‘mezcla’ que le va bien a mi cuerpo, por el momento me hidrata y (cruzo dedos) no asoma ninguna maldita estría. Soy propensa a tenerlas y geneticamente me viene de familia así que lo que sea es poco en mi lucha contra ellas.

El precio del gel son 2€y vienen 750ml.
La crema anti-estrías lleva 400ml y me costó la friolera de 27€. Después vi en Pharmacius.com que la tienen por 17€, si no conocéis la web Pharmacius tiene precios geniales y te ahorras bastante dinero comparando precio con las farmacias. Ahí es donde estoy comprando las cosas para el bebé. 
El gel lo compro en el supermercado y creo que ronda los 3€.
—————————————————————————-
AVISO: las fotografías del post están sacadas de Internet, si desea que sean eliminadad solo debe enviarme un e-mail y las retiraré enseguida. Gracias.

Cosas que nadie te cuenta sobre el embarazo I: picores en el pecho

Es horrible, no hay otra palabra para definirlo. De largo es la peor molestia que he tenido hasta ahora.
Soy una de las afortunadas que no pasó ni por las nauseas ni por los vómitos, todo eso gracias a unas milagrosas pastillas de jengibre que me dieron en el herbolario (por orden de la gine), así que me imagino que algo tenía que tener y además a lo grande.
Primero llega un día en el que te alegras de que el pecho te crezca un poquito, después de que te crezca más y finalmente de que un día te levantes y digas “OMG” mirando el pechamen que refleja el espejo. No voy a engañaros, ese día salí a la calle con una sonrisa de oreja a oreja pensando inocente de mi que la madre naturaleza quería que estuviera y me sintiera más sexi, oiga usted.
Pero no, llegó un momento en el que notaba un picorcillo que achaqué al sujetador que no era de algodón así que lo cambié. Después creí que al hacer calor la zona se resiente un poco más de lo normal, tampoco. Hasta que cambiándome una tarde vi horrorizada que toda la zona del pezón y la aureola estaban llenas de pellejitos blancos y que me ardía de tal manera que no había consuelo posible.
Lo peor de todo es cuando te pilla en plena calle o en el súper y no puedes quedarte quieta, empiezas a cambiar el peso de un pie al otro, te recolocas el tirante del sujetador con la esperanza de que el meneillo sirva para algo y cuando ya estás desesperada porque no se te pasa lo único de lo que tienes ganas es de arrancarte la ropa y agitar las maracas cual Mama Chicho con un subidón de azúcar.
Cosas que nadie te cuenta sobre el embarazo I: picor en el pecho
He probado de todo así que si os ayuda la info ahí la tenéis: descartad el aloe vera porque reseca todavía más, la crema Nivea alivia mientras la estás extendiendo porque al hacerlo aprietas un poco más de la cuenta y te da la sensación de que te estás rascando pero a los cinco minutos estás peor (por no hablar del embadurne que llevas encima), el aceite de coco va muy bien pero corre a tu cargo el estado de las sábanas y la ropa al día siguiente, idem para el aceite de oliva que fue mi recurso desesperado. 
Así que al final esto es lo que hago: limpio la zona con gel Dove (el verde que es más hidratante) + aceite Johnson’s baby (también el verde) + la crema antiestrías de Suavinex. Un mínimo de tres veces al día y si se puede más, más.
¿Alguien más con el mismo problema? 🙂
————————————————————————————
AVISO: la fotografía del post está sacada de Internet, si desea que sea eliminada solo debe enviarme un e-mail y la retiraré enseguida. Gracias.

Así empezó todo…

12 de junio de 2014, entre las 10 y las 11 de la mañana, positivo.
En ese momento mi vida dejó de ser mi vida tal y como yo la conocía, ya no era yo sino nosotros. Un equipo que a los diez segundos de formarse era ya más fuerte que todas las relaciones que yo creía tener en la vida. 
En un microsegundo exacto miré mi cara en el espejo y vi la sonrisa más bonita que jamás había visto en mi boca mientras mi mirada iba del espejo a la mano. A esa prueba de embarazo que había hecho que mi corazón creciera infinitamente, que despertó un instinto de protección que no conocía y que hizo que me preocupara desde ese mismo instante en algo tan pequeñito que me acababa de hacer tan grande.

Prueba de embarazo positiva con un dispositivo de Clearblue

No sé cuanto tiempo pasé así, del espejo a mi mano, hasta que una voz me dijo “¡nena, despierta!” y ahí sí que empezó la locura de verdad.
Empecé a llorar y a reír al mismo tiempo. Llamé a mi ginecóloga llorando, fui corriendo al hospital llorando, me hizo la primera ecografía llorando, volví a casa llorando y seguí llorando hasta que me sentí ridícula y pensé que si mi pobre novio venía a comer y me encontraba así le iba a dar un pasmo.
Cinco días antes habíamos tenido un falso negativo (después supe que la prueba me la había hecho demasiado pronto) así que no esperaba para nada estar embarazada. Después vino dar la noticia, las caras de sorpresa, los abrazos especiales, las miradas sin dar crédito, el hacernos a la idea, empezar con las pruebas y toda la vorágine que supone cambiar tu vida.
Así que aquí estoy 21 semanas y 4 días después empezando un blog que me apetece muchísimo y me hace todavía más ilusión. Un blog que quiero que se convierta en mi rincón secreto, en mi momento a solas, en el trabajo de equipo de mamá y su pequeño (¡no os he dicho que es un niño!) y en el que la gente que me lea pueda encontrar respuestas a todas esas preguntas que yo misma busco por internet o en los libros, que podamos compartir experiencias o simplemente que se lo pasen bien leyendo a esta primeriza muerta de miedo y de emoción a la vez.
Espero que nos sigamos viendo por aquí 😉

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies