Etiqueta: maternidad

De mayor quiero ser… Instamami

El otro día mientras le hacía una pedicura a mi amiga Bea nos pusimos al día de todo un poco, como siempre pasa acabamos hablando de Instagram y de gente a la que seguimos (o no) y después de contarme la última aventura de X me la quedé mirando y le dije “tía Bea, ¿tú sabes de cuantos embarazos va a tener la culpa Instagram?”.

Puede parecer una chorrada pero si eres asidua a esta red social y sigues el mundo petardo de las Instamamis tendrás que reconocer que algo de razón tengo. Y SÍ, también puedes estar pensando “¿oye maja, no eres un poco hipócrita?” Pues chica, no creo. Cuando me refiero al modo petardo lo digo por el rechazo que me produce ver un anuncio con patas y con fotógrafo en plantilla que retrata en el país de las fantasías y los unicornios vomitadores de purpurina el día a día de la maternidad, pero de la maternidad falsa.

Yo no quiero ver (más…)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someoneDigg thisShare on RedditBuffer this pagePrint this page

Malamadre por una noche y olé

Malamadre por una noche. Bueno, a lo mejor me he venido arriba. Fueron tres horas solamente, pero menudas tres horas…

Ya ni recuerdo cuando fue la última vez que fui al cine, primero por el embarazo y esa incapacidad de aguantar sin “pisear” cada diez minutos, por los calambres en las piernas que me hacían bailar el crusaito y el robocop, por la ciática o por el estado permanente de sueño que me acompañó los primeros meses. Y después que os voy a contar… MADRE.

Diecisiete meses y quince días he necesitado para verme capaz de separarme de mi hijo e irme tranquilamente a pasar un rato con amigas para hacer algo tan simple como ver una película. El otro día me desperté y mientras le daba teta a mi pequeño en la cama me puse a ver Instagram que es un placer que me doy cada mañana antes de ponerme en marcha.

Perfil de Malasmadres, anuncio del estreno de la peli que se llama igual (estos americanos se les han copiado seguro), a las veinte primeras que escriban les toca una entrada doble, rauda y veloz apuntándome, whatsapp a mi BFF Silvia para avisarla del sarao y unas horas más tarde el mail confirmando que somos unas de las suertudas que van al preestreno en Valencia.

Malamadre por una noche

(más…)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someoneDigg thisShare on RedditBuffer this pagePrint this page

Lactancia prolongada, tú te has vuelto loca

Lactancia a demanda, colecho, BLW, crianza con apego… Tal y como me dijeron una vez “chica es que te ha dado por todo lo raro así que mucho me temo que mi nueva idea loca de prolongar la lactancia más allá del año va a seguir siendo extraña para muchos. La verdad es que me da pena. A estas alturas del partido estoy ya curada de espanto de caras de sorpresa, ojos saliéndose de las órbitas y exagerados ¿por qué? acompañados de caras raras cuando lo normal tendría que ser al revés. Lo normal tendría que ser lo que yo hago, lo normal tendría que ser que cada mujer tuviera la oportunidad de si quisiera poder hacerlo.

Estamos cansadas ya de leer y escuchar lo ridículas que son las bajas maternales, la desgarradora realidad de tener que interrumpir la lactancia por la vuelta al trabajo y las críticas a las que nos vemos sometidas por cada cosa que hacemos. Así que en este post pretendo contar como es la experiencia desde la otra parte, la parte en la que por circunstancias de la vida puedes seguir con la lactancia, criar con apego 24 horas al día y alargar lo que por desgracia muchas habéis tenido que abandonar a vuestro pesar.

Lactancia (más…)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someoneDigg thisShare on RedditBuffer this pagePrint this page

Mi niño no me come, lectura obligada

Mi niño no me come de Carlos González es una de las lecturas que siempre recomiendo a todo aquel que me pregunta cómo iniciarse en el BLW. Y aunque su libro es sobre la introducción a la alimentación complementaria en general es, en mi opinión, lección obligada para entender todo lo que rodea ese paso tan importante en la vida del bebé y de sus padres.

El porqué hay pediatras que a los cuatro meses ya quieren que introduzcas cereales contradiciendo una recomendación de la Organización Mundial de la Salud, el tener prisa por obligar al estómago no preparado a trabajar antes de tiempo, desconocer algo tan beneficioso como el BLW, decirte sin decirlo que la lactancia hay que apoyarla con papillas sin ser realmente necesario son temas contra los que he tenido que luchar en primera persona cada mes en la visita a nuestra pediatra. Que no le he hecho caso está por descontado, sigue sorprendiéndose cuando con un año recién cumplido seguimos con teta a demanda, pero esa madre que por lo que sea (no entraré a juzgar jamás) sigue a pies juntillas las directrices “de toda la vida” ¿sabe realmente que no está beneficiando a su hijo?

Mi niño no me come
Portada de Mi niño no me come vía Amazon

(más…)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someoneDigg thisShare on RedditBuffer this pagePrint this page

Lactancia y trabajo ¿es posible?

Lactancia materna a demanda, esa gran victoria que conseguimos a las siete semanas de nacer mi bebé y que gracias a la experiencia de haber trabajado en la pasada campaña de Reyes valoro todavía más. Aún con altibajos que me pasan factura últimamente en cuanto a horario y cansancio acumulado, sigue valiendo la pena cada segundo que luchamos por establecerla.

Si no eres lectora habitual o seguidora de mis redes sociales te pongo en antecedentes en pocas palabras: cesárea dura, mala información, nervios y errores de primeriza, mal asesoramiento y una ayuda nula por parte de nuestra pediatra con el colofón final de “tu teta no alimenta” hicieron que tirara la toalla en un principio, pero Víctor y yo somos muchos Víctor y yo así que una vez pasamos las primeras semanas de caos conseguimos poco a poco dejar los biberones y pasar a lactancia materna exclusiva y a demanda. Con once meses recién cumplidos así seguimos acompañados del BLW.

Lactancia

Desde que me quedé embarazada tuve que dejar de trabajar ya que no era compatible con la actividad que desarrollaba en ese momento así que pasé de una vida como autónoma sin horarios fijos con jornadas que nunca sabía de cuanto serían a vivir mi embarazo y estos primeros meses a tiempo completo, con sus cosas buenas (no seré yo quién se queje de poder dedicarle a mi hijo todo mi tiempo) pero también con algún momento de melancolía por no tener más vida que la de mamá. (más…)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someoneDigg thisShare on RedditBuffer this pagePrint this page

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies